Cómo elegir la tarta para tu boda

Elige la tarta para tu boda ¡con total acierto!

Una boda es un evento que celebramos ¡con la mayor de las alegrías! Un día único, donde esperamos que cada detalle esté perfectamente cuidado. El momento de la tarta con los novios es uno de los más esperados de la noche, una tarta suculenta y de aspecto formidable, puede llegar a marcar por completo a los invitados, pero ¿de qué forma asegurarnos que la tarta será lo que esperamos?

Como expertos en cursos de wedding planner, en este post te aconsejamos cómo elegir una buena tarta para el día de tu boda.

Buscar una buena repostería basada en recomendaciones

¿De qué manera contar con un buen repostero? Existen tartas maravillosas en decoración, que pueden ser no tan agradables en sabor, como aquellas, que pueden ser exquisitas de sabor, pero no memorables en decoración, y otras bonitas y sabrosas. Esperamos que una tarta sea maravillosa en apariencia, pero que además en textura y sabor sea inigualable, es por ello, que la orientación debe estar encauzada a conseguir un buen repostero. Lo aconsejable es preguntar a conocidos. Lo mejor es tratar con personas conocidas y profesionales para este caso, y no improvisar.

Probar varias tartas antes de elegir una

¿Cómo saber cuál es la tarta ideal? Probar las tartas será el primer paso. Si aún se desconoce el tipo de sabores que se espera, lo ideal sería asistir a una prueba de tartas (que muchas casas de repostería realizan), donde podrás degustar distintos sabores de tartas y al final inclinarte por uno. Si se trata de una repostera personal, debes pedir a la misma una prueba de los distintos trabajos.

Pensar en el tipo de decoración

Para elegir la decoración de la tarta, se debe tener pensado el tema de la boda, colores, y demás aspectos. Lo ideal sería una combinación armónica con el resto de la temática para no romper la armonía.

Elegir una decoración acorde con el tema de la boda

Supongamos que se la elegido un tema bohemio, y que la decoración entera está hecha en base a colores crema y azules, la tarta no puede ser la excepción. Una tarta de dos plantas con decoración de este estilo, colores suaves, y textura minimalista, podría ser ideal para el evento.

No recargar con decoración la tarta

Recordar que “menos es más”, se debe procurar no recargar la tarta con excesiva decoración, ya que existe una fina línea entre una tarta con estilo, y una sobre cargada. Los detalles deben ser mínimos y la tarta debe ser lo más sencilla posible.

Tratar de no incluir ingredientes que puedan dar alergia

Se debe tomar en consideración que existen alérgicos a ingredientes como el cacahuete, las nueces, avellanas, por lo cual, lo recomendable será hacer una tarta con elementos sencillos, que tiendan hacia la ecuanimidad en el gusto.

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies